Roberto Cossa: el chef

Sé que os habéis quedado hambrientos, como nuestra querida Nona, siempre con ganas de más. No desesperéis, aquí llega el segundo plato. Para entender en profundidad esta obra irreverente, necesitáis saber quién es el maestro cocinero que mezcla los ingredientes de manera tan sublime, Roberto Cossa.

Empecemos desde el principio, cucharada a cucharada. Roberto Cossa nace el 30 de noviembre de 1934 en la ciudad de Buenos Aires, concretamente en el barrio de Villa del Parque, en el seno de una familia con ascendencia italiana. Su abuelo y su abuela materna eran italianos, de clase media obrera que no pasaban grandes apuros, pero se identificaban con una ideología socialista y antiperonista. No cabe ninguna duda de que sus obras teatrales están influenciadas por estas referencias políticas, aunque siempre de forma indirecta, que aparecen en la superficie tras el poso de la lectura.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
imagen obtenida de Wikipedia

Ya desde su adolescencia Roberto Cossa deja entrever que su futuro iba a estar ligado al mundo del teatro cuando en 1957 organiza con grupo de amigos el teatro independiente en San Isidro en el que empieza a actuar. Sin embargo, a causa de su timidez abandona este proyecto al poco tiempo para dedicarse a escribir, como él mismo declaró en la entrevista para la web italianlang.org: «Todo autor es un actor cobarde».

En su madurez, compagina su trabajo de periodista en medios tan reconocidos como Clarín, La Opinión, El Cronista Comercial y Prensa Latina (agencia cubana de noticias) con su verdadera vocación, escribir teatro. Roberto Cossa publica, por primera vez a los veintiocho años, la obra Nuestro fin de semana que muestra la realidad sociopolítica de la clase media en la argentina de los años sesenta.

Pocos autores han alcanzado tan perfecto grado de lucidez en la interpretación de la realidad social y el comportamiento de la clase media porteña como Roberto Cossa. Toda la miseria argentina está allí: el autoritarismo, la mentira, la ceguera histórica, la estupidez, la ignorancia, la prostitución de los valores éticos y morales. Con una lucidez implacable, a través de una bella metáfora, Cossa pasa revista a la Argentina de este siglo y muestra el encierro y pasividad que incuban el germen de la tragedia de hoy (Osvaldo Soriano).

Coincidiendo con el golpe de estado de 1976, en el que se instauró una junta militar liderada por Jorge Rafael Vileda y que dio inició a la dictadura, Roberto Cossa se retira del periodismo y empieza su andadura como dramaturgo con el borrador de La Nona bajo el brazo. Un año después, se estrena la obra en Buenos Aires con un gran éxito de público.

teatro abierto
imagen obtenida de No tan resumido

A pesar de la represión de la dictadura, Roberto Cossa y otros veinte escritores más forman el movimiento cultural Teatro Abierto en 1981 en el que demuestran que hay una oferta cultural propia contraria a la establecida por la dictadura, lo que contribuye a la aparición de otras organizaciones artísticas.

Desde entonces, Roberto Cossa es una de las figuras más destacadas del panorama teatral argentino. Además de La Nona, también ha publicado obras de gran éxito como Tute Cabrero (1981), Gris de ausencia (1981) o Yepeto (1986). Cossa ha sido varias veces premiado por su trayectoria teatral. Obtuvo: el Premio Nacional de Teatro, la Medalla de Honor de Argentores y el Premio Konex de Platino.

Espero que les aproveche. ¡Buon appetito!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s