El especial telón de fondo de La Nona

Ya el nombre de nuestra Nona, de nuestra abuelita, nos la enmarca espacial y culturalmente a un territorio: Buenos Aires, Argentina. Este será el telón de fondo de la obra que queremos desgranar en este blog.

Y este telón se va describiendo en cada palabra, en cada argentinismo de la vida cotidiana, en todos los nombres de los —deliciosos— alimentos, en cada parte de la casa, etcétera. También hay imágenes recreadas de forma directa, donde ya no es solo una esencia que sentimos gracias al léxico, sino que el lector, el espectador, puede pasear de la mano de la Nona por lugares como el Italpark, conocido parque de atracciones de la República Argentina.

entrada-Ital-Park-Ciudad-desaparecio_CLAIMA20150729_0016_28
imagen obtenida de Clarín

Quiero detenerme en este episodio. Me parece un punto interesante y fundamental en la obra, no solo por ser una vía de escape más para deshacerse de la incansable Nona, sino porque muestra un lugar real de la ciudad donde se desarrolla la obra, y porque muestra otra vez, de otro modo, las raíces italianas de los personajes, como las de muchos otros argentinos que llegaron emigrando, y la inserción de todos ellos en Argentina. Es una fusión de dos países, culturas, y lenguas, que está muy viva en la sociedad argentina. Es este un valor de la obra que hace que conecte y que la obra tuviera la gran acogida que tuvo por parte de los espectadores.

Aunque en la obra no se describa, ni aparezca prácticamente nada sobre la ciudad en la que viven los personajes, no quita la importancia fundamental que tiene para poder comprender la esencia del drama. La pequeña familia en torno a la cual gira esta pieza es solo una más de entre otras tantas que padecen la opresión de una Nona, una fuerza capitalista y dictatorial que les exige más y más, que les quita la respiración y la vida, día tras día, sin poder detener la voracidad del sistema social en el que viven. Este es el otro gran valor que tiene la obra y que la acerca al público, pues todos sienten el peso de esta Nona en sus vidas.

Con todo, esta entrada no quiero tratarla solo como La Nona en Argentina, pues, aunque de allí procedan sus personajes y surja el tema que se critica y que es el tema de la obra, no es diferente a la situación que han vivido otros países latinoamericanos o europeos: las dictaduras, sean peronistas o franquistas; el consumo, el capitalismo, y el ansia de más y más, esa boca que pide comida de forma incesante, la encontramos en cualquier sociedad actual. Por eso, el valor de esta obra es su universalidad, todos vivimos en esa casa cada vez más vacía, con cada vez menos gente, con cada vez menos muebles, con cada vez menos comida; pero siempre con esa voz inagotable. Todos vivimos en esa Argentina universalizable, con esa tierna Nonita que nos hace querer más y de la que no nos podemos librar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s