(No) juzgues un libro por su portada

Nos ha costado mucho decidirnos, pero finalmente la tenemos. Señoras y señores, la cubierta oficial de La Nona.

Cubierta La nona Propuestas 2

¿No es entrañable nuestra nonnina? La verdad es que no mucho, pero ya descubriréis el porqué leyendo la obra de Roberto Cossa. Nada de spoiler aquí…

Volvamos a la cubierta. Dicen  —y no podemos estar más de acuerdo— que los libros son el alimento del espíritu. Pues, si la comida entra antes por los ojos, los libros también. Porque la cubierta no es solo una imagen; es el canal de conexión entre dos mundos, el de la obra y el del lector. Chip Kidd es el diseñador que ha revolucionado la gráfica de los libros en Estados Unidos:

Llevamos al público historias. Estas historias pueden ser cualquier cosa, algunas son hasta reales. Pero todas tienen algo en común: tienen que tener un aspecto, un rostro. ¿Por qué? Para dar una impresión de lo que os espera. Quien proyecta libros da forma al contenido, pero también administra  un delicado equilibrio entre los dos.

En el video: Chip Kid en la Conferencia Ted2012 http://www.ted.com

Así es, en efecto. En cierto modo, como un ventanuco, la portada de un libro revela y oculta, y en el encuentro de este precario equilibro entre reticencia y sugestión reside su eficacia. De eso, al fin y al cabo, va el arte de la seducción. Y la cubierta es sin lugar a duda el arma de seducción del libro, el núcleo de la erótica libreril. ¿Cuántos amores empiezan con una mirada? Con los libros muchas veces pasa lo mismo, y entonces la portada hace de detonador del deseo intelectual, aunque, en ocasiones, también de diafragma entre el potencial lector y el universo que la cubierta protege y desvela. Por eso, también con los libros, hay amores que se consuman y otros que se quedan en una mirada.

En cuanto instrumento de seducción, la portada habla en primer lugar al instinto . Pero además del instinto, detrás del juego de la seducción (literaria), hay una base intelectual: una portada es el cautivador resultado de una compleja operación intersemiótica, que consiste en la transposición del lenguaje textual al lenguaje visual. Una transubstanciación que, en el espacio de una página, trasforma el libro de conjunto de palabras a imagen. ¿Milagro? No, arte. Anónimas obras de arte que, en los mejores casos encierran y desvelan, protegen y ofrecen, encubren y anuncian, otras obras de arte.

En un ejercicio de lascivo y tórrido bibliovoyerismo (será la primavera que nos despierta los sentidos) os ensañamos a continuación veinte cubiertas (en orden casual) que en nuestra opinión pueden considerarse entre las mejores de siempre.

Dejaos seducir.

a-general-theory-of-love an-ethics-of-interrogationcolumbinecover_dubliners-726x1024henry-miller-sexusil-grande-gatsby-fitzgeraldLAYOUT_GANN.inddlolita-nabokovmobydick-melvillethe-craftsmanthe-roadthe-shining-stephen-kingthe-strangerwhy-you-should-read-kafka-before-you-waste-your-life1984-george-orwell

1984-george-orwell2

the-humblingTimur-Vermes-Lui-è-tornato-Bompiani-Milanowolfson

fahrenheit-451-ray-bradbury
Las imágenes de las veinte cubiertas fueron obtenidas de ShortList

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s